Cómo leer el Nuevo Testamento

Para abordar cómo leer el nuevo testamento hay diferentes formas de hacerlo (el orden en qué leer). En nuestros grupos de lectura planteamos una propuesta que ha tenido muy buen resultado.

Establecer un plan de lectura del NT

Una vez nos animamos a leer el Nuevo Testamento hay que tener en cuenta las posibles dificultades y poder establecer un plan para solucionarlas.

No es un libro, ¡son muchos libros!

Una primera dificultad es no comprender bien qué es el N.T, no se trata de un libro, sino de 27 libros, de muy diferentes autores, escritos pensando en un público diferente. Es importante conocer algunas características básicas, por ejemplo cuál es el origen, cómo se formó el nuevo testamento y algunas características básicas.

¿Por dónde empiezo?

El siguiente punto difícil es cómo leerlo, porque en las biblias, el NT sigue siembre un orden concreto y el orden en que aparece en la biblia no es el adecuado para leerlo desde un punto de vista pedagógico.

Los primeros tres libros del nuevo testamento son los que más se parecen entre sí, si leemos de principio a fin comenzaremos con tres obras muy parecidas que nos puede costar distinguir, si nos parece material repetido es fácil que nos cansemos y abandonemos. De la misma forma, todas las cartas de Pablo están ordenadas juntas… las cartas de Pablo pueden ser muy interesantes… o muy áridas si pretendemos leerlas todas seguidas por primera vez.

En el Nuevo Testamento hay libros más sencillos de leer que otros y sería mejor comenzar por alguno que nos ayude a introducirnos. Y por otro lado están los diferentes géneros. Los evangelios son las piezas centrales del Nuevo Testamento, no se entendería sin ellos, lo más adecuado es comenzar por uno de los evangelios.

Por ejemplo, hay bastante unanimidad en considerar el evangelio escrito por Marcos como el más asequible, es el primero escrito, el más breve y tanto Mateo como Lucas parte de él… por lo que comenzar con el evangelio de Marcos puede ser una elección obvia.

¿Y cómo sigo?

Hay muchas posibilidades para ordenar los libros, podemos encontrar diferentes propuestas. Es mejor optar por una que nos alterne diferentes géneros.

El siguiente paso adecuado es cambiar de género pasando a las cartas, y entre ellas también hay muchas diferencias. Destacan las escritas por Pablo, una de ellas sería una buena lectura ¿existe alguna en la que Pablo, sin mucho contenido doctrinal se presente a si mismo y su historia?, la respuesta es sí; Gálatas, una estupenda elección para continuar nuestra lectura.

A partir de ahí, continuaremos algún día más con Pablo y después volveremos al Evangelio, para leer el de Lucas, junto con su segunda parte, los Hechos de los Apóstoles, uniendo en una lectura continua las dos partes del mismo autor.

Vamos a verlo en detalle.

Orden recomendado para leer el Nuevo Testamento

Antes de comenzar es conveniente detenerse y revisar algunas ideas generales: ¿qué es el Nuevo Testamento? ¿cuándo fue escrito? ¿cómo citar textos?…

Evangelio de Marcos (Mc)

Los evangelios son las obras centrales del Nuevo Testamento. Comenzamos por uno de estos relatos de la historia de Jesús, el más sencillo y redactado primero. Además revisaremos conceptos como: evangelio, parábolas, milagros, controversias…

Carta a los Gálatas (Gal)

La primera carta de Pablo a leer tiene un gran contenido autobiográfico, lo que nos permitirá acercarnos a la persona y es breve pero central en su pensamiento. Junto con la carta nos centraremos en quién es Pablo y sus conceptos de ley y fe.

Primera Carta a los Tesalonicenses (1Tes)

Continuando con Pablo leemos el que es el primer texto escrito del Nuevo Testamento.

Evangelio de Lucas (Lc)

Volvemos al género evangelio leyendo el de Lucas, que nos ayudará a profundizar en Jesús, y también en la idea que nos muestra de Dios.

Hechos de los Apóstoles

La obra de Lucas consta de dos libros, que vamos a leer seguidos, pasando del evangelio a los Hechos de los Apóstoles.

Cartas de Juan (1Jn, 2Jn, 3Jn)

Cambiamos de estilo para entrar en las cartas apostólicas, en concreto leyendo las tres de Juan.

cartas de san juan

17. Las cartas de Juan: Dios es luz, Dios es amor
Primera carta de San Juan
Segunda carta de San Juan
Tercera carta de San Juan

Carta a Filemón (Fil)

Volvemos a las cartas de Pablo, las escritas originalmente por el.

18. Carta de Pablo a los Filipenses. Cristo nuestra alegría

Carta a Filipenses (Flp)

Continuamos con las cartas originales de Pablo

19. Carta a Filemón: el problema de la esclavitud

Cartas a Corintios (1Cor, 2Cor)

Apocalipsis

El último libro en el orden del Nuevo Testamento y probablemente también el último escrito.

Evangelio de Mateo

Volvemos a los evangelios para leer el de Marcos, el último sinóptico que nos queda.

Cartas Paulinas (2Tes, Ef, Col, 1Tim, 2Tim, Tit)

Leemos juntas las cartas que la tradición a considerado ligadas a Pablo aunque se trate de cartas escritas o recopiladas por discípulos suyos.

35. Segunda carta a los Tesalonicenses

36. Carta a los Efesios

37. Carta a los Colosenses

38. Las cartas a Timoteo

39. Carta a Tito

Hebreos (Hb)

Este libro era conocido como la carta de Pablo a los Hebreos, pero ni es carta, ni es de Pablo, ni está destinada a los Hebreos.

40. Carta a los Hebreos
41. Jesucristo Sumo Sacerdote
42. Las virtudes cristianas

Cartas apostólicas (San, 1Pe, 2Pe, Jud)

Terminamos las cartas apostólicas.

43. Carta de Santiago

44. Cartas de Pedro

45. Carta de Judas

Evangelio de Juan (Jn)

Completamos nuestro recorrido por los evangelios leyendo a Juan.

46.
47.
48.
49.

Carta a los Romanos (Rm)

Terminamos las cartas originales de Pablo con su recopilación de ideas destinada a la comunidad de Roma.

50.
51.
52

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.