31. La estructura del Evangelio de Mateo

Mateo escribe su evangelio con una estructura muy marcada y agrupa las palabras de Jesús en cinco grandes discursos.

Está preocupado por la comprensión de la Palabra, por lo que para aportar más claridad, abrevia los relatos reduciendo los detalles y los personajes al mínimo necesario. De esta forma gana en expresividad pero su relato pierde frescura.

5 grandes discursos en el centro de la estructura del evangelio de Mateo

Los grandes discursos que presenta Mateo son 5:

  • El sermón de la montaña. Mt 5-7
  • El envío en misión. Mt 10
  • El discurso en parábolas. Mt 13
  • El discurso sobre la comunidad. Mt 18
  • La denuncia de los fariseos (Mt 23) y el discurso escatológico. Mt 24-25

Las secuencias narrativas en la estructura del evangelio de Mateo

Antes de cada discurso Mateo escribe 5 secuencias narrativas que nos muestran el mensaje de Jesús:

  • El ministerio de Jesús. Mt 3-4
  • Continuación del ministerio. Mt 8-9
  • La actividad misionera del los apóstoles. Mt 11-12
  • Los signos del reino. Mt 13-17
  • La subida a Jerusalén. Mt 19-23

La estructura completa

El evangelio comenzaba con un relato de la infancia y termina con la pasión muerte, resurrección y aparición de Jesús resucitado.

Tomando todos los elementos tenemos una estructura de la siguiente forma:

  1. Prólogo (evangelio de la infancia)
  2. Sección de relato más discurso (5 veces)
  3. Conclusión (pasión y resurrección)

Además, las cinco secciones van interrelacionadas, porque cada relato es la puesta en acción del discurso anterior. De esta forma Jesús expresa en hechos lo que antes presentaba en palabras.

Así, la pasión y muerte son, además de una conclusión a todo el evangelio, la realización de lo que Jesús anuncia en su último discursos sobre el final de los tiempos.

Mateo delimita las secciones con expresiones similares que podemos buscar. Sus repeticiones son intencionadas para establecer más claramente la estructura interna.

El sermón de la montaña

El primer discurso puede que sea el más conocido de Mateo y quizá de todos los evangelios. Lo conocemos por «sermón de la montaña» porque el evangelista sitúa la acción con Jesús subiendo a un monte para hablar.

Mateo cita y relaciona constantemente el Antiguo Testamento, es imposible no pensar que nos presenta a Jesús como el nuevo Moisés.

Estos capítulos son la primera catequesis que Mateo sitúa para aquellos que se han encontrado con la buena noticia.

Al contrario que Moisés, Jesús no trae una ley. Con este discurso presenta a los discípulos que se han acercado a él una experiencia que hay que vivir.

Seguir a Jesús es una invitación a participar en una experiencia vivida.

Jesús poderoso en Hechos: 10 milagros

El relato que continúa al sermón de la montaña nos presenta 10 milagros de Jesús. Tenemos otro ejemplo de como Mateo ha organizado en una estructura numérica su evangelio.

La enseñanza de Jesús no es solo proclamada en palabras (discurso anterior). Sus hechos actúan en favor de los pobres y de los enfermos. Demostrando que ha recibido el poder de Dios de realizar lo que anuncia.

Jesús manifiesta por entero la salvación que propone a la humanidad.

Estos relatos mostrarán en primer lugar a Jesús que nos salva, a continuación una invitación a seguirle y por último incluirá elementos por los que Jesús obliga a una opción, la elección entre lo nuevo y lo viejo

Nuestra sesión de lectura

Estamos leyendo de forma continua el Nuevo Testamento y comenzamos la semana pasada con el evangelio de Mateo.

Vamos a leer ahora otros cuatro capítulos:

  • El primer discurso, el conocido como sermón de la montaña. Mt 5-7
  • El relato de la continuación de su ministerio. Mt 8 -9

Para reflexionar y compartir

En primer lugar repasemos brevemente el evangelio de Mateo para comprobar la presencia de esta estructura que se ha comentado.

En el primer discurso (Mt 5-7), busca los estribillos y expresiones que se repiten. Contad las veces que Mateo nombra a Dios como «Padre». Si tenéis tiempo comprobad si hay alguna diferencia sustancial en los pasajes similares de Marcos y Lucas.

En la lectura de los capítulos 6 y 7 contrasta las frases dirigidas a vosotros y las de tú. Las primeras son reglas generales válidas. Las segundas son ejemplos de aplicación, una particularización de la ley general a una situación concreta. ¿Qué ejemplos podríamos tener hoy?

Al leer los milagros de en los capítulos 8 y 9 ¿encuentras esa secuencia de salvación, invitación i opción que comentábamos?

Photo by Nicholas Beel on Unsplash