10. Lucas 4,13 – 9,50 Jesús el galileo

En esta sesión continuaremos con la lectura del evangelio según Lucas y recorreremos toda la actividad de Jesús en Galilea (Lc 4,14 – 9, 50)

Aprovechando que estos capítulos de Lucas transcurren en Galilea vamos a repasar un poco la geografía de Palestina en tiempos del Nuevo Testamento, ya que nos ayudará en la lectura de los evangelios.

La Biblia nos relata los vaivenes del reino judío que llegó a su máximo esplendor con el rey David, gobernando su nieto se dividió en dos Reinos: al norte el Reino de Israel con capital en Siquem y al sur el Reino de Judá con capital en Jerusalén. El primero en desaparecer fue el reino del norte, destruido por el imperio asirio. Medio siglo después el reino del sur fue conquistado por babilonia y sus habitantes deportados.

Estos judíos permanecieron fieles a su religión en el exilio, y tiempo después pudieron regresar desde Babilonia para volver a fundar un estado.

Este estado judío quedó formado por la provincia al norte de Galilea, la parte más fértil y agraria y en el sur la provincia de Judea, donde estaba la capital y el Templo en Jerusalén. En medio de los dos territorios quedó Samaría, una zona donde vivían los descendientes de aquellos que no fueron desterrados y que no siguieron la tradición judía, teniendo su templo en Guerizín. Los samaritanos eran algo parecido a unos traidores, gente que no se había mantenido fiel.

Galilea era una sociedad agraria, formado por pequeñas aldeas. Prácticamente toda la población vivía trabajando la tierra bajo una carga muy grande de impuestos, solo una pequeña élite que habitaba en las ciudades (como Tiberíades o Séforis) desde donde se encargaba de la recaudación y el control militar.

Jesús vivió en Nazaret, una pequeña aldea. Los galileos, estos descendientes del reino del norte, presentaban rasgos propios frente a los habitantes de Judá, sí eran parte del mismo pueblo judío (lo que no sucedía con los samaritanos), pero eran perfectamente reconocibles, por ejemplo por su acento. Eran gente de la periferia.

Antes de leer

Leemos esta segunda parte de Lucas desde el capítulo 4 hasta casi finalizar el 9: Lc 4,14 – 9, 50

Antes de comenzar fijaos en vuestra biblia en los capítulos que vamos a leer, en cada fragmento suelen indicarse citas de otros evangelios, son los paralelos, versículos similares que podemos encontrar en otros libros de la biblia. Los paralelos aparecen en todas las ediciones, excepto las que sean muy resumidas. Son muy interesantes, si podéis, utilizar un nuevo testamento que los tenga.

Por ejemplo: al comienzo de Lc 4, 14 podremos ver entre otras citas Mc 6, 1-6; Mt 4 12-17. Lo que significa que en esos pasajes de Marcos y Mateo podemos encontramos un contenido similar. Cada biblia puede indicar paralelos algo diferentes.

Para reflexionar y poner en común

Leyendo los capítulos del evangelio fijaos en los paralelos que nos propone el traductor. En los capítulos 4 y 5 podemos ver como Lucas, ha escrito su obra incorporando el evangelio de Marcos añadiendo y matizando. Escoged alguno de los relatos que os guste y comparadlo con el de Marcos para observar qué diferencias hay.

Sin embargo, los capítulos 6 y 7 ya solo son coincidentes con Mateo y alguno solo aparece en Lucas.

¿Cuáles son las diferencias más grandes que encontramos entre esta lectura y del primer evangelio que leímos?

Aunque es difícil a estas alturas, ¿qué líneas pensamos que está trazando Lucas para presentar a Jesús?

Photo by Juliane Liebermann on Unsplash