14. La apertura a los paganos en los Hechos de los Apóstoles

La apertura a los paganos

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos muestra en varias etapas la evolución de la Iglesia y su apertura a los paganos (que en el nuevo testamento son todos los no judíos). Lucas nos va a narrar como el reino de Dios se va extendiendo progresivamente por el mundo entero como culminación de la obra de Jesús y el mandato dado a sus discípulos: «seréis mis testigos en Jerusalén, toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra.»

La Iglesia en Jerusalén

Al comienzo del libro Pedro y el resto de apóstoles proclaman el evangelio en Jerusalén. Aunque la Iglesia se encuentra centrada en Jerusalén los discursos de pedro ya recogen una perspectiva universal.

Las autoridades judías irán aumentando su oposición y grado de violencia hasta que se produce la ejecución de Esteban, que muere lapidado.

La dispersión y predicación entre no judíos

Se habían nombrado siete diáconos entre los judíos de origen griego para colaborar con apóstoles. La muerte de Esteban causa que este grupo huya de Jerusalén y acudan a diferentes territorios anunciando la palabra.

En primer lugar será entre los samaritanos, y el siguiente gran hecho será la conversión de Saulo / Pablo. Se van asentando las bases de la apertura.

La misión a los paganos

Pedro será quien formalice la nueva misión de conversión a los no judíos, comenzando con aquellos «piadosos» que se sentían cercanos a los judíos y conocían sus tradiciones. Comenzará con la conversión del centurión Cornelio y su familia. Surgirán iglesias en Chipre y Antioquía posteriormente en Siria.

Bernabé es enviado a la Iglesia de Antioquía, pero debido a las necesidades que encuentra, buscará a Pablo como colaborador, iniciando ahí su papel de apóstol de los paganos.

Esta misión entre los no judíos quedará ratificada por el concilio de Jerusalén.

Evolución hacia occidente

Pablo en sus sucesivos viajes irá tomando un rumbo hacia occidente. Realizará una estrategia buscando grandes ciudades. Siempre se dirigirá primero a los judíos, pero cuando estos le rechacen acudirá a los paganos.

El libro concluye con Pablo en Roma, camino de España.

De Jerusalén a Antioquía

Los primeros capítulos del libro de los Hechos de los Apóstoles (Hch 1 – 5) nos describen a la Iglesia en Jerusalén. Los siguientes nos muestran una serie de acontecimientos que llevarán hasta la Iglesia de Antioquía (Hch 6 – 12).

Esta comunidad de Antioquía tendrá una gran importancia como centro de la misión entre los paganos. Se tratará de un nuevo tipo de Iglesia, surgida fuera de Jerusalén, como fruto de la predicación y la palabra de Dios.

En Antioquía será donde inicien su tarea misionera Bernabé y Pablo. Y desde allí se realizará una gran actividad hacia otras iglesias.

Es muy probable que el propio Lucas fuera de Antioquía…

Los Hechos de Pedro

La primera mitad de los Hechos de los Apóstoles (Hch 1 – 15) tienen frecuentemente a Pedro como protagonista de los relatos. Nos presentan a Pedro con la iniciativa en las acciones y marcando el ritmo de los acontecimientos que llevan hacia la apertura a los paganos. Realiza la mayoría de los discursos, realiza milagros, es salvado de la persecución…

Estos capítulos representan la continuidad más inmediata con la predicación de Jesús y colocan a Pedro en un claro lugar de primacía rodeado del resto de apóstoles.

La sesión de lectura

Continuando la lectura de los Hechos de los Apóstoles, leeremos los capítulos del 6 al 12, prestando atención a lo comentado: cómo evoluciona la apertura a los paganos y pasa el foco desde Jerusalén a Antioquía.

Para reflexionar y compartir

Hay muchos aspectos interesante que podemos revisar y reflexionar al respecto. Por ejemplo:

  • ¿Cómo se producen las elecciones para los cargos en la Iglesia?
  • Cómo es la incorporación de los nuevos miembros. Parece que no siempre es el mismo esquema y hay formas bastante distintas. Fijaos cómo se menciona al bautismo, la imposición de manos y la relación (o no) de ambos con la recepción del Espíritu Santo.
  • Tenemos los primeros martirios ¿hay algún parecido entre la condena y ejecución de Esteban con la de Jesús?

Photo by Helena Lopes on Unsplash