Cuaresma: nos preparamos para la Pascua

Introducción a la Cuaresma

La Cuaresma es el tiempo litúrgico en el que la Iglesia, se prepara (nosotros nos preparamos) durante 40 días para llegar a la celebración más importante del año que es la Pascua, es decir, la Pasión- Muerte- Resurrección de Jesucristo.

La palabra Cuaresma viene del latín. En esta lengua cuarenta se dice “cuadragésima” y al traducirlo al castellano se llamó cuaresma. Por lo tanto, la palabra significa “los cuarenta días en los que nos preparamos los cristianos para celebrar la Pascua”.

La Cuaresma es la preparación, la Semana Santa es la celebración, y el tiempo de Pascua son los 50 días después del Domingo de Resurrección en los que seguimos celebrando la resurrección del Señor y esperando la venida del Espíritu Santo en el día de Pentecostés.

A lo largo de estos días escucharemos muchas palabras como conversión, arrepentimiento, perdón, ayuno, abstinencia, misericordia y oración. Pero, ¿para qué nos sirve escuchar todo esto si no tenemos una idea clara de lo que significan? Todo esto son mucho más que palabras, son actitudes a fomentar en nuestra vida diaria.

Oración…
            … para encontrarnos con Dios, para escuchar y de meditar su palabra

Ayuno…
            … para compartir, no para sufrir

Arrepentimiento y conversión…
            … para ser más libres, más auténticos

Palabra

Es interesante recordar el relato de las tentaciones donde Jesús pasa 40 días en el desierto: Mt 4, 1-11.

Mirada Nueva

El ayuno que Dios quiere

  • No hacer gastos superfluos
  • Invertir en el tercer mundo y en la cuenta corriente de los pobres
  • Pasar necesidad, antes que la pase el hermano
  • Ofrecer mi tiempo al que lo necesita
  • Preferir servir a ser servido
  • El que provoca hambre y sed de justicia
  • Comprometerse en la lucha contra toda la marginación
  • Ver en todo hombre y mujer a un hermano
  • Encontrar a Cristo en el pobre y todo el que sufre
  • Esperar cada día una nueva humanidad

La abstinencia que Dios quiere

  • No ser esclavo del consumo, los juegos, las modas…
  • Abstenerse de tanto internet
  • Frecuentar menos bares y discotecas
  • No ser esclavo del sexo
  • Abstenerse de toda violencia
  • Resperar todo ser vivo
  • Abstenerse de palabras necias y ociosas

La ceniza que Dios quiere

  • Considerarse humilde administrador, dueño de nada
  • No enaltercerse de tus talentos, sino que con ellos edifiques a los demás
  • Estar abierto siempre a la esperanza
  • No creerse santo o creerse algo, porque santo y grande sólo es Dios
  • No acobardaerse, porque Dios es tu victoria
  • Apreciar el calor de las cosas sencillas
  • Valorar más la calidad que la cantidad
  • Vivir el momento presente, sin tantos miedos y añoranzas
  • Amar la vida y la defenderla
  • No temer la muerte, porque siempre es Pascua

¿Qué puedo ofrecerle a Dios en este tiempo de cuaresma que me ayude a mejorar como persona?