Mensaje del Papa a los Jóvenes para la JMJ 2021

El papa dirige un mensaje o carta a los jóvenes con motivo de la celebración de la JMJ de 2021 el 21 de noviembre, día de Cristo Rey. En este mensaje parte de la frase que Cristo dirige a San Pablo «¡Levántate! te hago testigo de las cosas que has visto» y nos invita a reflexionar sobre nuestro papel como luz del mundo, testigos del evangelio.

Puedes descargar el mensaje del Papa de la JMJ 2021 como pdf junto con una propuesta de reflexión. También está accesible en la página oficial con los mensajes de cada año.

A continuación ofrecemos una selección de alguno de los textos de la carta y una serie de propuestas para trabajarla en grupo.

La Introducción de la carta a los jóvenes

Por su especial interés, ponemos a continuación la introducción del mensaje del Papa a los jóvenes para esta JMJ de 2021:

El año pasado, un poco antes de que se propagara la pandemia, firmé el mensaje con el lema “Joven, a ti te digo, ¡levántate!” (cf. Lc 7,14). En su providencia, el Señor ya nos quería preparar para la durísima prueba que estábamos a punto de vivir.

En el mundo entero se tuvo que afrontar el sufrimiento causado por la pérdida de tantas personas queridas y por el aislamiento social. También a ustedes, jóvenes (que por naturaleza se proyectan hacia el exterior), la emergencia sanitaria les impidió salir para ir a la escuela, a la universidad, al trabajo, para reunirse. Se encontraron en situaciones difíciles, que no estaban acostumbrados a gestionar. Quienes estaban menos preparados y privados de apoyo se sintieron desorientados. En muchos casos surgieron problemas familiares, así como desocupación, depresión, soledad y dependencias. Sin hablar del estrés acumulado, de las tensiones y explosiones de rabia, y del aumento de la violencia.

Pero gracias a Dios este no es el único lado de la medalla. Si la prueba nos mostró nuestras fragilidades, también hizo que aparecieran nuestras virtudes, como la predisposición a la solidaridad. En cada rincón del mundo vimos muchas personas, entre ellas numerosos jóvenes, luchar por la vida, sembrar esperanza, defender la libertad y la justicia, ser artífices de paz y constructores de puentes.

Cuando un joven cae, en cierto sentido cae la humanidad. Pero también es verdad que cuando un joven se levanta, es como si se levantara el mundo entero. Queridos jóvenes, ¡qué gran potencialidad hay en sus manos! ¡Qué fuerza tienen en sus corazones!

Por eso hoy, una vez más, Dios le dice a cada uno de ustedes: “¡Levántate!”. Espero de todo corazón que este mensaje nos ayude a prepararnos para tiempos nuevos, para una nueva página en la historia de la humanidad. Pero, queridos jóvenes, no es posible recomenzar sin ustedes. Para volver a levantarse, el mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión que tienen ustedes. En este sentido, quisiera que meditemos juntos el pasaje de los Hechos de los Apóstoles en el que Jesús le dice a Pablo: “¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto” (cf. Hch 26,16).

Resumen del mensaje del Papa jóvenes en la jornada de 2021

Son muchas las ideas interesantes que desarrolla el mensaje del Papa, destacamos las más importantes:

  • El mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión de los jóvenes.
  • Como a Pablo, Jesús nos dirige la palabra y nos llama por nuestro nombre.
  • Sólo el encuentro personal —no anónimo— con Cristo cambia la vida.
  • No basta haber escuchado hablar de Cristo a otros, es necesario hablar con Él, personalmente desde lo profundo de su corazón, llegar a hacerse esta pregunta: “¿Quién eres, Señor?”.
  • La dimensión eclesial de la fe es necesaria. No se puede conocer a Jesús si no es por medio de los hermanos y las hermanas de la comunidad.
  • Todos estamos al alcance de la gracia y de la misericordia de Dios. No existe ninguna persona irrecuperable para Dios.
  • Es fundamental la humildad de sentirse necesitado y no tener todas las certezas. A quien piensa que lo sabe todo de sí, de los otros e incluso de las verdades religiosas, le costará encontrar a Cristo.
  • Dios nos muestra con nitidez lo que somos, porque nos ama tal como somos.
  • Si la oscuridad que los rodea impide ver correctamente, se corre el riesgo de perderse en batallas sin sentido. Existe también el peligro de luchar por causas que en el origen defienden valores justos pero que, llevadas al extremo, se vuelven ideologías destructivas.
  • Dios hizo fructificar los talentos de Pablo para hacer de él el gran evangelizador.
  • Todos los discípulos de Cristo estamos llamados a ser «luz del mundo».
  • Al abrazar la vida nueva que nos fue dada en el bautismo, recibimos también una misión del Señor: “¡Serás mi testigo!”. Es una misión a la que dedicarse, que lleva a cambiar la vida.
  • La invitación de Cristo a Pablo se dirige a cada una y cada uno.

Exhortaciones finales

En el mensaje de esta JMJ 2021, el Papa dirige a los jóvenes una serie de invitaciones directas:

— Levántate y testimonia tu experiencia de ciego que ha encontrado la luz, que ha visto el bien y la belleza de Dios en sí mismo, en los otros y en la comunión de la Iglesia que vence toda soledad.

— Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos.

— L evántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes.

— Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral.

— Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza.

— ¡L evántate y testimonia con alegría que Cristo vive! Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes.

Son unas frases muy interesantes en las que conviene pararse a reflexionar.

Preguntas y propuestas para la reflexión de la carta

Ante el mensaje que dirige el Papa a los jóvenes en esta JMJ de 2021, y una vez leído, podemos plantearnos estas preguntas a modo de reflexión, para compartirlas en grupo y enriquecernos mutuamente:

  • Es innegable que la pandemia mundial ha sido un golpe muy duro. En mi situación personal ¿cuáles han sido las dificultades que he sufrido por la pandemia?
  • Se dijo mucho “vamos a salir mejores”, el Papa nos dice que en esta situación también se han visto nuestras virtudes como sociedad. ¿Qué mejoras he descubierto en mi o en mi alrededor?
  • ¿Creo, como dice el Papa, que tengo una la capacidad de llevar al mundo fuerza, entusiasmo, pasión por hacer las cosas mejores?
  • La carta repasa el relato de San Pablo sobre su encuentro personal con Jesús. ¿Qué entiendo por “encuentro personal con Jesús”? Aunque usemos estos verbos, a Dios no se le puede ver y oír como a otra persona ¿He experimentado algo parecido a ese encuentro?
  • En la carta se denuncia que las redes sociales a menudo a mostrar una imagen que no refleja la verdad ¿estamos de acuerdo?

Al final de la carta el Papa dirige varias frases animándonos a que nos levantemos y demos testimonio ante diferentes circunstancias. Escribe una respuesta dirigida al propio Papa indicando qué te parece cada una de ellas y cómo puedes ponerla en marcha.