La convocatoria de otros jóvenes

El anuncio del evangelio forma parte de la misión del cristiano, esta realidad debe motivar las acciones tanto personales como de grupo. El grupo es un medio importante de evangelización juvenil, por servir como punto de convocatoria y atracción para muchos jóvenes.

La existencia del grupo supone una ventaja a la hora de la evangelización de otros jóvenes y desde él se deben promover convocatorias anuales, para que jóvenes de edades e inquietudes similares conozcan de su existencia y puedan acercarse al mismo.

El grupo debe implicarse en la pastoral juvenil de su parroquia, barrio o pueblo, debe estar abierto a la realidad que rodea al joven, tanto dentro de la parroquia como fuera de ella. El joven puede ser un excelente evangelizador de otro joven, cuando por su ilusión e invitación animan a participar a amigos o conocidos.

Los grupos de compromiso deben estar especialmente atentos a las necesidades de las otras etapas, ya que desde su mayor capacidad y experiencia son ideales para ser ejemplo y motivación de los jóvenes de menor edad que comienzan en las otras etapas.