Lema del curso: Cristo vive, ¡anúncialo!

Cristo vive y quiere que vivamos con Él.

La Iglesia celebró en 2018 el sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, una asamblea eclesial para analizar la situación de los jóvenes, fruto de la cual se publicó la exhortación apostólica Christus Vivit (Cristo Vive): a los jóvenes y a todo el pueblo de dios.

El documento nos plantea una serie de claves para revisar nuestra fe y nuestra vida, para apreciar lo mucho que Dios está presente en ella.

Proponemos el lema Cristo vive, ¡anúncialo! para recordar que él está presente y nunca se va nos deja, que su oferta es para vivir una vida real y en abundancia y plena.

Durante este curso reflexionaremos sobre el gran anuncio del amor de Dios buscando abrir los corazones para experimentarlo en nuestra vida.

Acogiendo y viviendo con hondura su amistad podremos orientar nuestra vida conforme los valores del evangelio.

Objetivos

Proponemos una serie de objetivos para cada una de nuestras áreas, todos ellos buscan de forma más concreta propiciar experiencias para dejarnos iluminar y transformar por el Evangelio:

FORMACIÓN:

Acercarnos al Evangelio, a la persona de Jesús y su mensaje para conocerlo mejor y dejarnos interpelar por su llamada.

Profundizar en los relatos bíblicos protagonizados por jóvenes buscando la enseñanza que nos transmiten a nuestra vida actual.

ACCIÓN:

Reflexionar qué podemos aportar a la Iglesia y a nuestra sociedad y poner en marcha acciones concretas.

Cambiar nuestros parámetros de consumo de forma que podamos acercarnos más al evangelio.

ESPIRITUALIDAD:

Profundizar por medio de la oración en la experiencia del amor de Dios y la amistad de Jesús.

Procurar acciones para abrirnos a la acción del Espíritu Santo y así crecer en la alegría de ser hijos e hijas de dios.

Recursos propuestos

Para poder desarrollar los objetivos planteados, ponemos a vuestra disposición una serie de reuniones para trabajar el documento Cristo Vive.