Abriendo caminos

El propósito de Iuvenes es llevar el Evangelio al joven, esta idea se concreta en una serie de objetivos generales:
– Potenciar todo lo que facilite el conocimiento y encuentro con Jesús en un proceso progresivo de maduración humana y de fe.
– Vivir la fraternidad como hijos de Dios en una experiencia de amistad y clave comunitaria.
– Crecer en la comunidad parroquial abiertos a las necesidades de la Iglesia Diocesana y Universal.
– Ser testigos de fe en nuestro entorno social y evangelizadores de otros jóvenes mediante compromisos concretos allí donde hay necesidad.

Intentar materializar estos objetivos en la realidad concreta del joven actual nos lleva a buscar nuevas formas para comunicarle la Buena Noticia. Esta nueva evangelización necesita abrir caminos a una nueva mentalidad que conduzca a vivir en plenitud el espíritu de las bienaventuranzas en nuestros ambientes.

Es necesario ayudar a que el joven busque y abra su propio camino y siempre en comunidad con los otros creyentes, para ello la pastoral debe potenciar las capacidades personales desde el contacto con los demás.

El lema de Iuvenes es “Abriendo Caminos”, porque sigue haciendo falta poner en marcha nuevas formas para la evangelización y la pastoral de los jóvenes. El lema propone seguir avanzando siempre con esperanza para:
• Abrir caminos a una nueva realidad eclesial de libertad, igualdad y corresponsabilidad, donde el joven acepta las tareas y ministerios propias del cristiano en el seno de su comunidad local para construir la Iglesia del mañana.
• Abrir caminos de justicia y de paz que nos impliquen en la construcción de una nueva humanidad, del Reino que Dios tiene pensado para nosotros.
• Abrir caminos a la convocatoria en la evangelización juvenil.

Escogemos “Abriendo caminos” porque queremos sugerir audacia, coraje, atrevimiento, riesgo, valor, espíritu ilusionado, crítico, renovador, valiente…

Abriendo caminos
Primer logo del lema Abriendo Caminos. Años 90