3. Marcos 7-9. Los milagros

En la sesión de hoy vamos a adentrarnos en la parte central del evangelio de Marcos.

Antes de la lectura vamos a hacer una reflexión sobre un tipo de relato muy utilizado en los evangelios: los milagros de curación

Los relatos de los milagros comienzan con una descripción de la situación, el milagro propiamente (en el que no suele haber mucho detalle) y la presentación del resultado y generalmente de la reacción de quienes observan el milagro.

El receptor del milagro está en una situación de precariedad, su enfermedad no es nunca solo una enfermedad, es también la expresión de estar apartado, de no contar en su sociedad.

La curación suele ser de dos tipos diferenciados, además de la curación corporal hay una curación del corazón o del problema de exclusión.

La reacción de los que lo observan suele ser fundamental, muchas veces el relato nos invita a prestarle más atención que al milagro en sí. Esas reacciones lanzan la pregunta de quién necesita más de estos milagros: ¿los observadores externos que creyendonse sanos no son capaces de “ver” o “oir” o quién tiene fe para dejar que Dios actúe…?

Lee ahora Mc 7 a 9

Para reflexionar sobre el texto:

Durante los primeros capítulos los discípulos siguen a Jesús, pero a menudo parecen no entenderlo. Ahora Jesús pregunta “¿quién decís que soy yo?” Mc 8, 29 esa pregunta continúa haciéndonosla.

¿Qué significa para mí seguir a Jesús? ¿Supone alguna exigencia? Después de pensar la respuesta la comparamos con Mc 8, 34-38.

Para poner en común:

¿Qué situaciones veo a mi alrededor o en la sociedad en general que necesitan de un milagro para cambiar? ¿conozco a alguien que intente realizar esos milagros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.